martes, 13 de septiembre de 2011

GETXOPHOTO 2011


Todos sabemos reconocer a un viejo en la calle. Incluso una persona de 65 años es capaz de hablar de otra de 85 años como una persona vieja, excluyéndose él mismo de esa clasificación. ¿Cuándo es uno viejo? Depende de para qué. Se trata más bien de una acotación individual, pero que al igual que el período de edad permitido para conducir, debe ser definido para ser administrado.

Ser viejo no es bueno o malo, no es un estado encomiable, es simplemente inevitable y forma parte de nuestra identidad biológica. En esta edición de GETXOPHOTO quieren mostrar muy diversas facetas de este período vital universal que es sistemáticamente ignorado por los medios de comunicación, como si ignorarlo fuese algo así como el secreto de la inmortalidad. Otro aspecto importante que quieren subrayan es que la tercera edad aquí expuesta es la del estado de bienestar. Conviene recordar que una gran parte del planeta sigue inmersa en una economía de pura subsistencia, en la que no existen ni jubilación ni bailes de salón, pero donde, paradójicamente, se envejece con mayor dignidad.

"El drama de la vejez no consiste en ser viejo, sino en haber sido joven" Oscar Wilde